La ciudad de Novo Hamburgo nació y se desarrolló con la industria del calzado. Fue una fase muy rápida, persistente y organizada, siendo reconocida como la Capital Nacional del Calzado. Esta vocación industrial hizo surgir el sector cuero-calzado formado por curtiembres, industrias químicas, componentes para calzado, industria, metalurgia y componentes electrónicos. Apareciendo también el sector de plástico y el metal-mecánico. El municipio incluye también industrias de farmacia, vestuario, cosméticos, muebles, electrodomésticos, gráficas de última generación, informática, química, construcción cívil, carrocerías, alimentos, entre otras.